incóMODA

por Victoria Pichel

Campaña pro-pantufla

Considerando que ya soy una mujer de 30 años y que mucha gente -muy a mi pesar- me dice “señora”, creí conveniente emprender la búsqueda de algo elemental para la vida de hogar: un buen par de pantuflas. Como leen. Nada menos glamoroso que un par de pantuflas. ¿O se puede ser stylish igual?
Probé hacerme la diva y andar en patas por la casa. Lo cierto es que, aun usando medias gruesas, el invierno y las posibilidades de contraer enfermedades pulmonares me hicieron desistir.
También pretendí usar unas zapatillas a modo de pantuflas, de forma tal que nadie notara que lo eran. Así iba a poder pasarme todo el día “en pantuflas” pero undercover. Claro que calzarlas, todas las mañanas, medio dormida, no era precisamente fácil. Todos estos intentos fueron en vano y tuve que rendirme ante la posibilidad de adquirir unas…pantuflas (hasta el nombre es un buzzkiller). Sin taco, bajas, abrigadas, cómodas, sencillas, sin caruchas de Winnie Pooh ni corazones bordados.
He andado por cientos de negocios tratando de dar con el par perfecto, si es que existe tal cosa, y por ahora no he tenido mucho éxito.
Me han ofrecido unas forradas en matelassé, con taco chino bajo, que me avejentan 15 años de sólo probármelas. Por lo cual dije: “No”. Rotundo. Otras venían con plataforma. Así es. Plataforma de casi 4 cms de espesor. ¡EN UNA PANTUFLA!
También me han querido vender esos modelos de peluche que imitan patas de animales. Esos que yo añoraba tener a los 14 años pero acá no se conseguían. Ahora, que ya me di cuenta de la cantidad de ácaros, pelusas y tierra que acumulan, mejor evitarlas si no quiero dormir abrazada al Lysoform.
En una revista vi unas preciosas, coloridas y originales. Pero son tipo badanas. Y yo preciso algo fácil de poner sin tener que recurrir a un manual de instrucciones. Una saca los pies de la cama, los desliza por las pantuflas y sanseacabó. Sale andando.
¡No puede ser tan complicado!
Seguiré en la misión “una pantufla para Victoria” aunque las consiga en pleno verano, cuando ande... de Havaianas.

1 comentarios :

Silvia 13 de enero de 2016, 16:55  

¿Conseguiste al fin tus pantuflas?

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.