El Vestido Rojo

por Jessica Hemingway
Tuve la suerte de ser invitada al famoso desfile del Vestido Rojo, que se realiza tradicionalmente como apertura para el BAAM 2011, y que tiene como finalidad la concientización de que las mujeres también padecemos afecciones cardíacas, siendo ésta la principal causa de muerte en el mundo. Todo en favor de la reconocida y prestigiosa Fundación Favaloro, el centro para tratar afecciones cardíacas por excelencia en nuestro país.
Hasta acá suena a una historia normal, de las tradicionales de una mujer a la que se la invita a un desfile de modas y cuenta sus impresiones al respecto, si no fuera por el pequeño detalle de que la moda y yo recién nos estamos conociendo, aunque parece que fuéramos grandes amigas de toda la vida. Las lectoras habituales de este blog no tienen por qué tener idea de quién soy ni a qué me dedico, pero me parece interesante contarles que soy blogger de tecnología, hablo gadgets en general, celulares en particular, y que lo mío son los eventos "nardo-geeks" como le dicen por ahí, muy alejados del glam que pueda tener una tarde en un desfile apertura para el BAAM.
En mi ámbito y zona de confort, es decir, los eventos de tecnología, por lo general conozco a un grupo mínimo de personas con el que me junto y me siento "contenida" y varias personas que saben quién soy porque leen los medios donde trabajo, o me siguen en Twitter o en mi blog personal, con lo que el "anonimato" no es algo natural... Ahora bien, una blogger de tecnología en un desfile de modas puede pasar tan desapercibida como un grano de azúcar en una azucarera... o incluso más :P, salvo que seas rubia, quedes alta gracias a los tacos y sientas que te vestiste realmente linda para la ocasión, con lo que se siente la mirada amenazante de muchas otras mujeres que se preguntan "de dónde salió ésta" o "¿ésta es una mina conocida?" como escuché decir un par de veces a mi paso.
Para el caso déjenme contarles que la organización fue magnífica, todo estaba perfectamente señalizado, se hizo una fila en orden, se pasó por los stands de las diferentes marcas que sponsoreaban el evento, y finalmente pasamos al Salón San Isidro del Hotel Sheraton donde toda la magia se llevó a cabo. La ambientación era perfecta, las sillas estaban delicadamente "vestidas" en color negro contrastando con el rojo predominante del lugar -el lema de la campaña del Vestido Rojo obviamente- y las primeras filas perfectamente señalizadas para que la prensa y los invitados VIP pudieran acomodarse y tener visión privilegiada. Un detalle que llamó mi atención para bien fue la climatización del lugar, es decir, era un ambiente más bien frío, pero donde no era necesario estar con el abrigo de la calle puesto. Si lo pensamos un momento, las mujeres lucimos mejor, más estilizadas y mucho menos hinchadas en el frío que en el calor, así que me pareció un detalle que había que destacar: estaba todo fríamente calculado ;)
Comenzó el desfile con Andrea Frigerio, embajadora de la campaña, que contó sobre las estadísticas y la campaña en sí, y finalmente arrancó el desfile de mujeres famosas y modelos con sus vestidos rojos de los diseñadores más importantes y destacados. Si lo miramos desde afuera, en un estado surrealista, parecía salido de un capítulo de Sex and the City, con una chica "normal" teniendo acceso a uno los más recónditos placeres de las mujeres: ver y criticar a otras mujeres :P
Déjenme contarles que el desfile en sí no fue muy largo, creo que no llegó a 60 minutos, pero hubieron algunos puntos que llamaron mi atención: Jorge Ibañez y Pablo Ramírez, que se llevan siempre mis respetos, trataron de ser "vanguardistas" y vistieron a sus modelos de payasos estrafalarios. Disculpen que una no autoridad en moda lo diga, pero Romina Gaetani e Ileana Calabró parecían dos mamarrachos... la primera con una túnica estilo "virgen" rematada con flores artificiales en todo el borde, sumadas al estampado y el vestido que mucho no se veía, daba la sensación de que era una gitana que se puso todo lo que encontró antes de salir a la calle (con todo el respeto que me merecen las gitanas obviamente), mientras que la pobre Ileana Calabró salió con un pelo ultra batido y "diadema" con pantalones demasiado altos que no favorecían para nada su esbeltísima figura con un estilo 70's / 80's que no terminaba de cerrar por ningún lado. Mi favorito de siempre es Verónica de la Canal... los corsets y encajes son justamente todo lo que busco en un vestido, pero de nuevo, son mis opiniones personales de una no autoridad en moda que simplemente fue a disfrutar del espectáculo ;) Otro de los puntos que me llamó la atención fue la "pasada" de Coqui Ramirez, cantante que se hiciera conocida por aparecer en Showmatch tratando de conquistar a Marcelo Tinelli, y que cantó a lo largo de toda la pasarela luciendo una de las mejores figuras de la tarde.
La salida nuevamente fue ordenada, con todos los periodistas aguardando su momento para hacerle la nota correspondiente a las artistas y modelos que protagonizaron el evento, y todo se fue reordenando para que se diera inicio finalmente al BAAM 2011.
Tengo que confesar que en mi peculiar caso, marcas como Nokia, Movistar, BlackBerry, Gameloft y agencias de publicidad, me han (mal)acostumbrado al trato VIP, y que me sentí un poco fuera de lugar pasando como "una invitada más", además de los datos que les contaba al principio, una blogger de tecnología en medio de un desfile de modas: el choque de dos mundos!. También le agradezco a una de las promotoras -que repartía chocolates- por hacerme notar que "no debería comer un chocolate"... con una indirecta muy sutil :P que si me siguen sabrán que ha sido respondida en tiempo y forma haciéndole notar a la chica en cuestión que podrá ser muy delgada pero hay cosas que no se arreglan con nada, y el hecho de que no pude twittear durante el evento porque dentro del salón no me funcionaba el 3G... (tragedia griega para cualquier geek que se precie de tal!).
Así fue como volví a casa con revistas de moda, globos en forma de corazón, muestras de shampoo y acondicionador, un hermoso pin de vestido rojo, anotadores y hasta un simpático sujeta fotos, pero sin chocolate, ni fotos propias (no sabía que mi smartphone no iba a ser suficiente) y con la certeza de que estar a la moda no sólo lleva mucho trabajo sino que requiere de muchísima actitud y que admiro mucho más a todas las que trabajan en este medio. También ahora sé que cualquiera que realmente se lo proponga puede "pasar desapercibida" en un evento tan importante como fue éste.

2 comentarios :

Brenda 31 de agosto de 2011, 5:47  

Por qué caminos que te han llevado, Jessi!! jajaj! Todavía no salgo de mi asombro!

Pero bien por vos! Está bueno que te vayas "diversificando" así! :)

Jessica 1 de septiembre de 2011, 23:18  

jaja viste Brenda... me van cambiando a todos los rubros, soy multifacética 100%

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.