No se consigue en Europa (parte 1)

por Thelma Contino
¿Se acuerdan de la frase "no se consigue en Europa"? Bueno, algo similar tengo en mente ahora, que se acerca la hora de armar mis valijas para irme a Paris.
Pienso en llevarme lo menos posible, para no tener tanto exceso de equipaje (ya estoy llevando una valija adicional) pero hay cosas, poquitas, de las que no me quiero desprender porque sé que no voy a conseguir allá. Ya sea por cierto apego emotivo o por el simple gusto de tenerlas, no me quiero resignar a ellas.

Cuero & Plata.
A ver, no digo que en Europa no haya cuero, por supuesto, pero no lo trabajan de la misma forma que nosotros. No tienen esa cotidianidad, ese trato familiar que tanto nos caracteriza.
Otro elemento que nos resulta habitual es la plata. No es que no usemos otros metales, sino que la plata en sí no es tan cara o difícil de encontrar, tanto en firmas clásicas como en trabajos artesanales.
Número uno en mi lista de cosas para llevar, entonces, mis cositas de cuero y plata. Esas carteras que fui juntando con el tiempo, como mi favorita de Lazaro o el cinturón de cuero trenzado de Cardón, mis zapatos de Rios Benso, y mi pulsera de Berni.
Cada uno tendrá sus pequeños tesoros, estos son algunos de los míos. ¿Y ustedes, de qué cosas no querrían desprenderse?
Fotos: Thelma.

5 comentarios :

Lucía 4 de febrero de 2013, 9:02  

Ay Thel, yo no sé cómo haría en tu lugar... de más está decir que la mayoría de mis zapatos vendrían conmigo jajaja. Y unos cuantos libros (no importa que los pueda comprar de nuevo, esos son míos, y cada uno tiene su historia, no podría dejarlos!)

Griselda Vontess 4 de febrero de 2013, 20:38  

Thelma: vos y Belén estuvieron sincronizadas... dejar atrás cosas y embarcarse en cosas nuevas es realmente un desafío. Me puse a meditar al igual q de chica pensaba en q si se incendiaba mi casa qué rescataría... me llevaría mis álbumes de fotos,
mi colección de pañuelos de cuello,
mis 10 DVD´s favoritos,
mis carteras Jackie,
mis botas de montar,
dos pares de stilettos y dos pares de chatitas,
mi jean preferido, un trench negro, tres blazers atemporales y algunas remeras blancas. Todo eso en dos valijas.
No tengo mucho, pero lo poco tengo me costó conseguirlo y puse mucho amor para encontrarlo.
Seguro que la lista se puede ir depurando.
Está bueno empezar una hoja en blanco, pero si es necesario para poder empezar a escribir sobre una nueva contar con los vestigios de lo que alguna vez fuimos, para no olvidar.
Gracias por compartir esta experiencia!

caro ,  4 de febrero de 2013, 20:45  

Primero pondría los regalos y las cosas que me traen mejores recuerdos, después lo que me costó mucho esfuerzo comprar, por último la documentación y papeles importantes y el resto lo prendería en una hoguera infernal para empezar la nueva etapa sin ningún lastre.

Lü Rios Benso 4 de febrero de 2013, 21:42  

Wow, qué honor tan grande ser parte del bagaje qué comenzará contigo esta nueva etapa.
Estoy segura de que con tu garra y tus Rios Benso, París será una fiesta.
Besote!

Marcela Garate 21 de marzo de 2013, 13:07  

Yo llevé libros, muchos libros a mi experiencia de vivir un tiempo en Estados Unidos. Acabo de descubrirte hoy y seguiré tus andanzas. Un abrazo

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.