Mamá glam: Coty Crotto

por Thelma Contino

Ayer fue el Día de la Madre en varios países y se me ocurrió dedicar la semana a las mamás, por lo que invité a algunas amigas que de una forma u otra están ligadas a la moda a que compartieran sus looks y nos contaran experiencias y tips sobre los cambios que hicieron con la maternidad. Comenzamos con Coty Crotto de Muy Mona:

Como todas saben, con la maternidad la vida de una mujer da un vuelco de 180 grados. Imagínense lo que me cambió a mí ser mamá de dos varones, ¡dos indios! Si bien mi estilo sigue intacto, tuve que archivar ciertas prendas del guardarropa porque soy consciente que durante un par de años quedarán en stand by. Adiós a las polleras cortas, a los tacos, a los jeans tipo faja. Estoy segura que los veré en otro momento de mi vida.
Mi prioridad hoy por hoy es la comodidad. Bienvenidas las calzas, de todo tipo y color, los jeans que no ajusten demasiado y los pantalones que me permitan sentarme a jugar en areneros, hamacar con ganas y agacharme cada dos segundos. Las leggings y las jeggins encabezan mi lista de preferencias, siempre con un remerón, camisa o sweater largo que tape la cola.
El calzado no es un tema menor. Nunca fui de usar mucho taco o plataforma, mido 1.75 ¡y no quiero ni necesito más! Así que estoy llena de botas bajas, comodísimas y batalleras que me acompañan las millones de cuadras que camino por día. Soy una adicta a las balerinas y cada vez me gustan más los zapatos masculinos, siempre chatos. La única condición: que no me aprieten mi Ceniciento pie 40.
El pelo para mí fue un temón. Soy lacia pero me gusta el pelo ultra lacio. Y me pasé los últimos años de mi vida enchufada a planchitas y secadores. Obvio que con la maternidad doble el tiempo para mí escasea. Aunque me costó, me fui a la peluquería por un tijeretazo y pasé de mi larga melena a tener un corte estilo “long bob”, recto. Canchero y moderno, me lo ato los días de humedad en un rodete bien alto y cada dos meses me hago el shock de keratina que me baja el frizz.
Todo, todo cambia. Hasta los accesorios. Sumé un reloj bien grande cuando empecé a amamantar porque, como mis bebés nacieron muy chiquitos, tenía que darles de comer a cada hora. Me saqué anillos grandes que los lastimaban y me quedé sólo con la alianza. Las carteras chiquitas las uso sólo cuando salgo a la noche. De día, carteras grandes, donde entran llaves, billetera, celular y además zapatillas, chupetes, mamaderas…

7 comentarios :

Lü Rios Benso 14 de mayo de 2012, 14:20  

¡Cuánta verdad!
Pero: de los tacos yo no me bajé (ni pienso hacerlo), aunque reconozco que es un gran esfuerzo.
Beso.

Anónimo ,  14 de mayo de 2012, 16:08  

No puedo creer que tenga mellizos y esté tan espléndida!

LAS LOLITAS 14 de mayo de 2012, 17:19  

Feliz día a todas las mamás (a las argentinas también...)! Hermoso post.

Recomendadores 15 de mayo de 2012, 9:37  

Qué linda!! No conocía a ninguna de las "monas". No parece haber sido mamá de dos! Espero estar así de bien cuando tenga los míos. jaja.

Besos!

Di 15 de mayo de 2012, 10:44  

Es la mejor!!! con dos melli!!! que diosa esta!

TWENTYFOURSTYLE 15 de mayo de 2012, 13:58  

Me encantó la nota. Soy mamá y trato de mantener el look pero tambien tuve que cambiar muchas cosas!! Sobre todo el tiempo que tardo ahora en vestirme!!
besos
Andy

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.